“Zapping mental” en el aula


¿Realizas sesiones interactivas?

Piensa en una conversación entre personas que se conocen…

Su lenguaje corporal muestra su implicación, se hacen comentarios significativos, una idea lleva a otra idea, el humor aparece, la energía fluye y el tiempo pasa volando para los implicados.

Ese tipo de experiencia positiva y memorable es el tipo de implicación que imaginamos cuando hablamos de las sesiones interactivas.

 

¿Hacen “zapping mental” los participantes en tus sesiones formativas?

zapping-mental-en-el-aulaUna “sesión interactiva” genera una conversación entre el formador y los participantes así como también entre los participantes entre sí.

Una sesión interactiva transforma la sesión de un monólogo a un diálogo.

La mayoría de los formadores son buenos presentando.

Las palabras, por lo general, les vienen de modo fácil a la mente, por lo que no es raro ver que hay formadores que hablan demasiado…, hasta tal punto que su estilo se convierte en una comunicación con ”una única dirección”.

Esta forma de comunicar relega al participante a un rol pasivo. Cuando te dedicas a “dar doctrina” puedes estar seguro de que la mente de los participantes no tardará en quedarse dormida o bien en hacer “zapping mental”.

La sesión interactiva proporciona un buen remedio para el problema de dar excesiva “doctrina” por parte del formador.

Una interacción bidireccional insufla dinamismo y es mucho más estimuladora que una típica presentación unidireccional.

¿Conviertes tus sesiones formativas en acciones interactivas?

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *