En el post 1-2-3… Organizar los grupos veíamos cómo agrupar a los participantes con una fórmula que nos permite hacerlo con grupos muy grandes en muy poco tiempo y de una manera totalmente aleatoria. Hoy vemos otros dos sistemas que nos pueden funcionar también muy bien, siempre en función del objetivo que busquemos al constituir esos grupos para trabajar en el aula.