Este truco que hoy nos trae Pepe, y con el que inauguramos esta nueva sección, está relacionado con las acciones formativas que se realizan de manera intensiva, es decir de poco tiempo de duración, entre uno y cinco días como mucho.
También es útil para el comienzo de una asignatura cuatrimestral, semestral o de curso completo, pero en este caso, estas sugerencias constituirían prácticamente el contenido de una primera sesión de clase.
Lo que aquí aparece también nos ayuda a reducir el estrés o nerviosismo que nos producen los primeros momentos de nuestras sesiones o acciones formativas.