Cómo redirigir al grupo preguntas y comentariosCómo redirigir al grupo preguntas y comentarios que formulan los participantes:

Cuando estamos impartiendo una sesión de clase o una acción formativa, una de las cosas que más tememos son las preguntas comprometidas, excesivamente complicadas o incluso aquellas que un participante algo molesto nos lanza para ver si puede “cazarnos”.

En otras ocasiones, simplemente, queremos que el grupo participe más activamente en la resolución de las dudas, en lugar de dar nosotros la respuesta con rapidez, lo que hace que reflexionen más vy que su mente esté más activa durante la sesión.

En cualquier caso es muy importante trabajar y desarrollar la técnica de redirigir preguntas y comentarios poco a poco con la práctica.

Una de las opciones para redirigir es invitar a los miembros del grupo a responder a preguntas o comentarios que te han dirigido en un momento dado:

  • Esta técnica fomenta el diálogo entre los participantes y hace que no seas el centro de atención.
  • Por ejemplo, cuando uno de los participantes conteste a una pregunta, di: ¿Qué pensáis el resto? o Seguro que alguien tiene otra respuesta diferente.
  • La finalidad de redirigir es animar a los miembros del grupo a buscar sus propias soluciones y a generar sus propias ideas en la medida de lo posible. De este modo, se valora la capacidad y las opiniones del grupo y se fomenta la implicación.
  • Al redirigir las preguntas, recae más responsabilidad en el grupo, no sólo en el formador, y los participantes se unen en un equipo.
  • Una vez que el grupo se acostumbre a que no des tu opinión sobre el tema que estáis tratando, la mayoría de sus miembros evitarán pedirte opinión.

 

Si te piden tu opinión sobre un tema, responde redirigiendo la pregunta:
  • Teniendo en cuenta que esta decisión es imprescindible para el grupo, lo que yo crea es menos valioso que lo que piensen los miembros del grupo … Me gustaría dirigir esta pregunta a todo el grupo.
  • Mi papel en calidad de formador es ayudaros en el proceso; el contenido es algo en lo que vais a tener que trabajar todos juntos … ¿Qué pensáis los demás sobre esta pregunta?
  • ¡Buena pregunta! Vamos a lanzársela a todo el grupo … ¿Qué pensáis los demás?
Relanzando las preguntas, la participación del grupo es equilibrada y los miembros del grupo respetan y se basan en las ideas de los demás.
Con el tiempo los miembros del grupo se acostumbran a este enfoque y responden a los demás frecuentemente; finalmente dirigen sus comentarios directamente al resto.

Si aún no te has suscrito a nuestros Trucos de Aula, puedes hacerlo pulsando aquí.