¿Te sientes insegur@ ante tus alumn@s o participantes?

Una de las cosas que puede generar mayor inseguridad a alguien que está frente a un grupo, tiene que ver con su propia comunicación no verbal.

Me refiero a los gestos, la postura, la manera de moverse, la mirada, tics incontrolados…

¿Es tu caso?

Trabajar en este sentido es muy importante para formador@s, profesor@s, maestr@s, oradores, etc. Pero no siempre es fácil.

Observarnos a nosotr@s mism@s e intentar averiguar qué es lo que nos hace sentir insegur@s es importante, siempre teniendo en cuenta que no tod@s somos iguales y que no hay recetas mágicas útiles para todo el mundo por igual.

Quizá una de las tareas más arduas como formador/a es la instrospección, conocernos bien desde dentro.

Averiguar cúales son nuestros puntos fuertes y los que deberíamos mejorar, dejar que otros nos ayuden a detectarlos y mejorarlos y sobre todo encontrar cuál es nuestra propia vía de expresión.

Es imnportante encontrar la forma de expresión con la que nos sentimos mejor y que nos proporciona más seguridad y credibilidad como formadores o profesores y sobre todo como personas.

 

Un experimento interesante

En este Lunes Inspirador de hoy, además de esta reflexión, os traigo un vídeo muy interesante de Ted.com. La charla es de Amy Cuddy y se titula El lenguaje corporal moldea nuestra identidad.

Nos presenta un experimento a través del cual se ve cómo podemos llegar a inducir en nosotros mismos un estado mental a partir de la utilización, en principio incluso fingida, de determinados tipos de posturas y gestos.

Si os dedicáis a la enseñanza o a la formación, os sugiero que veáis con tranquilidad este vídeo. Y a ser posible, completo. El mensaje más importante es que nuestro cuerpo nos puede ayudar a generar un estado mental.

La idea no es fingir para lograr hacer algo de una determinada manera, sino para llegar a ser de determinada manera.

El experimento utiliza el ejemplo de las entrevistas de trabajo, pero es perfectamente extrapolable a otras situaciones y también a la del aula.

¡Que lo disfrutéis! Y sobre todo espero que os proporciones ideas para reflexionar y luego actuar.

Si no puedes ver el vídeo, pulsa aquí