Dentro de nuestra serie Historias para Aprender, esta semana os propongo una simpática historia que nos puede servir para trabajar cuestiones relacionadas, por ejemplo, con la creatividad. Pulsa sobre la imagen y podrás acceder a la historia:

En esta historia vemos cómo el protagonista realiza sus conexiones mentales de manera diferente y encuentra una solución que le salva la vida, utilizando su pensamiento divergente. Es una historia que nos puede dar mucho juego para multitud de temas relacionados con el pensamiento lateral y el desarrollo de la capacidad creativa.

Si queréis ver algunas ideas más desarrolladas, relacionadas con la base conceptual de esta historia y de su aplicación o cómo sacarle más partido en el aula, os invito a visitar su página en nuestra sección Historias para Aprender dentro de la red social. Os recuerdo que para acceder a esta sección es necesario registrarse en En Forma para Formar.