Fases del proceso creativo: la siembra.

Entradas relacionadas: fase de incubación, fase de iluminación…


El proceso creativo: fase de siembra

Lo primero que me viene a la mente al pensar en cómo llevo a cabo la búsqueda y desarrollo de nuevas ideas es el período inicial, el de la “siembra“.

Con frecuencia escucho comentarios sobre lo complicado que es encontrar ideas nuevas, emprender negocios diferentes o en definitiva ser creativo, como si eso estuviera reservado a una élite de personas bohemias, distintas al resto y con unas características muy peculiares.

Claro que también hay quien piensa que los creativos son ejecutivos de diseño, con un talante extraordinariamente incisivo, que tienen en su cabeza, casi de manera innata, todos los secretos de nuevas campañas, productos, sensaciones, etc.


Sugerencias Amazon*:


Me considero una persona creativa y creo que con el trabajo y constancia adecuados, todos podemos llegar a serlo.

Llevo muchos años ideando y desarrollando proyectos en mi terreno profesional, que se parecen poco a lo que hacen el resto de profesionales de mi sector. Y en el terreno personal, también me gusta dejar la impronta de mi faceta creativa.

Pero mi experiencia es que para ser creativo hay que trabajar mucho, muchísimo. Y creo que es crucial ese primer paso de la siembra.

La semilla de las nuevas ideas requiere mucho tiempo y esfuerzo. Y esa semilla no es la idea nueva.

La nueva idea que buscamos es el resultado de varias fases que llevan mucho trabajo cada una de ellas.

Desde mi experiencia, la semilla la creamos mediante dos pasos iniciales: la preparación y la concentración.

 

Preparación:

Lo primero que hago es preparar mi mente, y una manera de comenzar es reorganizar mi espacio de trabajo. Para mí es un momento fundamental. Elimino el desorden producido por el trabajo anterior y me encuentro con un espacio libre y organizado.

Mientras lo preparo, mi mente va siguiendo el mismo proceso, dejando sitio para lo que voy a trabajar a continuación.

En realidad es como preparar la tierra y la semilla para que pueda comenzar el proceso creativo.



Concentración:

Luego comienza la tarea de investigación, de recogida de información, buscar datos, contrastar opiniones…


Sugerencias Amazon*:


Esto suele llevar su tiempo y cuando puedo reunir todo lo que necesito, lo analizo detenidamente, aprendiendo, captando los detalles, profundizando en lo que me parece especialmente interesante, nuevo para mí.


Me sumerjo por completo en lo que tengo delante y le dedico mucho tiempo.

Es una de las partes del proceso que más cuestan, porque requiere una gran disciplina, esfuerzo y constancia y también una mente muy abierta.

Es equivalente a la tarea de regar, cuidar la tierra, abonarla para que la semilla que estoy depositando en mi mente pueda germinar y desarrollarse sana y fuerte.

En definitiva, creo que el mayor secreto de este primera fase de siembra es el trabajo intenso: poner la semilla que podrá convertirse en esa idea que buscamos o que queremos desarrollar.

Así pues, primero sembrar y luego cultivar con calma hasta que brote la semilla.


Imágenes: M.Paz Pérez-Campanero, Art Journal 2012.


*El propietario de este sitio, www.enformaparaformar.com, participa en el Programa de Afiliados de Amazon ES, un programa de publicidad para afiliados diseñado para ofrecer a sitios web un modo de obtener comisiones por publicidad, publicitando e incluyendo enlaces a Amazon.es. Es decir, que si te decides a comprar productos en Amazon a través de nuestros enlaces, a ti no te cuesta nada pero a nosotros Amazon nos dará una comisión que nos servirá para financiar la web. Todos los enlaces de compra hacia Amazon incluidos en esta web, tienen como destino el sitio web de Amazon.es