Hoy me apunto a lo que inició M.Paz el otro día -ya veo que os contó alguna de mis historietas, ganadas con el sudor de mi frente, ja, ja…- relacionado con la primera fase en un curso: todo lo relacionado con la preparación. Y creo que puede interesaros algo de lo que he aprendido sobre la importancia de una correcta utilización del espacio físico.

El entorno físico de una sala de formación crea la primera impresión que van a tener los participantes cuando empiece la sesión. Incluso aunque lo que tengas alrededor no ayude, puedes modificar la distribución de la sala de muchas maneras.

No tengas miedo de mover los muebles del aula. Puedes, incluso, solicitar ayuda a los participantes. Si les pides que te ayuden a cambiarlos de sitio, les estás dando la oportunidad de controlar lo que les rodea.

La formación en un entorno no tan bueno tiene a veces mejores resultados que en las mejores condiciones posibles, ya que todo el mundo tiene que echar una mano para que todo funcione. Incluso el hecho de tener un sitio fijo en un auditorio no tiene por qué inhibir la interacción. Los participantes pueden tener conversaciones en parejas con la persona que está sentada al lado y se pueden dividir en grupos de cuatro, dos personas frente a otras dos, o detrás de ellas.

Recuerda que lo más importante es aprender a sacar partido a lo que tienes delante. Muchas veces quejarse no sirve de nada, porque no por ello el entorno va a cambiar. Por eso es también muy importante acudir con bastante antelación al lugar del curso, para poder adelantarse a los acontecimientos y ver cómo solucionar posibles situaciones o condiciones adversas. Si el mobiliario no se puede mover, uno tiene que ingeniárselas para encontrar la mejor manera de sacar partido a las actividades sobre la marcha.

Probablemente la distribución más común en el mundo de la formación es la forma de U. La ventaja de esta distribución es que los participantes se pueden ver unos a otros mientras tiene lugar la sesión, con el formador frente a las mesas, en la parte abierta de la U. Cuando el formador quiera debatir con todo el grupo, los participantes pueden interactuar cara a cara sin necesidad de moverse constantemente.

Aquí puedes ver un pequeño video con los tipos principales de colocación de salas. Si prefieres verlo en un formato más interactivo y de mayor tamaño, pulsa aquí.

Este módulo forma parte de un taller virtual que próximamente pondremos a disposición de nuestros seguidores de manera gratuita con el título «Comenzando por los cimientos«. Si estás interesado en conocerlo, pulsa aquí. También puedes encontrar más recursos relacionados en mi Libro de Conjuros como formador novato que por cierto está a tu disposición en nuestra tienda virtual

Por si has aterrizado en este blog recientemente, te recuerdo algunas entradas anteriores relacionadas con el tema de la preparación de una acción formativa. Aquí van:
La preparación mental (1), 21 de abril de 2008 y que incluye documento descargable
La planificación de la sesión, 29 de abril de 2008 y que incluye herramienta descargable
Llegar con antelación, 1 de mayo de 2008
Recibir a los participantes, 15 de mayo de 2008 y que incluy historia descargable