Me vais a permitir que hoy dedique este post a Mariano y el resto de colegas de la Comunidad de formadores que compartimos en estos días. Cuales héroes en avanzadilla este gurpo supera vientos y tempestades para conseguir casi lo imposibe: tranquilizarse ante el curso que lllega… 😉

Pues bien, hace no mucho tiempo conté aquí mismo mi primera experiencia como formador novato y quiero compartirla de nuevo especialmente dedicada a vosotros. Se titula “El trágico comienzo de un novato: mi primer curso“. Pulsad aquí para verlo