La “maldición del conocimiento” y la “musculatura formativa”.

En nuestra actividad como formador interno, experto, ponente, docente, buscamos siempre la mejor manera de ayudar a nuestros participantes de cualquier evento formativo o actividad docente a aprender mejor, más rápido y de manera más efectiva. ¡Todo un reto!

Tengo un buen amigo y médico especialista en reumatología, que es un ponente con mucho talento y un invitado muy popular que viaja por todo el mundo para participar congresos y seminarios. En resumen, es alguien a quien admirar, alguien a quien pedir consejo.

la-maldicion-del-conocimientoAsí que una vez le pregunté cuál era el secreto de una buena presentación.

Me sonrió y me respondió con una conocida frase de Churchill que, como la mayoría de sus citas, es ingeniosa y divertida.

Comunicar a un grupo en formación algo complejo de forma sencilla es muy complicado. Toma este post como ejemplo.

Como autor, te quiero dar a ti el beneficio de mis conocimientos. Estos conocimientos están muy claros en mi mente. Pero, ¿cómo me puedo asegurar de que quedan igual de claros en tu mente?

la-maldicion-del-conocimiento

Un test realizado por Elizabeth Newton en la Universidad de Stanford lo demuestra (Newton 1990; Neath & Heath, 2006). Hizo su investigación para demostrar esta teoría.

En el experimento se formaron dos grupos, los “tappers” y los “listeners”.

Los primeros tenían un lista de 25 canciones (todas muy conocidas) y con los dedos tenían que golpear el ritmo sobre la mesa, “repiquetear”.
El segundo grupo tenía que decir qué canción era.  De 120 canciones solo identificaron 3, el 2.5% de efectividad.

Las razones que da la Dra. Newton sobre por qué el porcentaje es tan bajo, indican que cuando los “tappers” están “repiqueteando” la mesa están cantando en su mente la canción. Los otros no saben ni oyen nada. Los “tappers” tienen toda la información y  no se imaginan por qué los “listeners” no entienden los golpes.

 

¿Lo has comprobado en alguna ocasión en tus sesiones?…

Tener que presentar una idea, un contenido, un proyecto… y comprobar que tenías todos los signos y síntomas de la “maldición del conocimiento”…

la-maldicion-del-conocimiento

¿En alguna de tus sesiones has tenido la experiencia de la “maldición del conocimiento”? ¿Qué haces para estar en forma para formar? ¿Qué te lo impide? ¿Compartimos?