Hace unos días, una seguidora de nuestra página en Facebook, me comentaba inquieta que le resultaba realmente complicado organizar todo lo que tenía que hacer a lo largo del día. Seguro que todos hemos vivido esta situación en algún momento o incluso casi constantemente durante largas temporadas.

Tras la breve conversación que mantuvimos, pensé que éste era un tema muy interesante para uno de nuestros lunes inspiradores. Y me ha parecido apropiada esta frase de Steve Jobs porque creo que refleja lo que realmente hay debajo de la forma en que cada uno de nosotros ocupamos nuestro tiempo.

Seguro que muchos habéis hecho algún curso de gestión del tiempo, o habéis asistido a alguna charla sobre el tema o conocéis a alguien que lo ha hecho… Y también es muy probable que después de un tiempo intentando hacer las cosas de otra manera, hayáis vuelto a la forma anterior de hacer las cosas y a sentiros de nuevo colapsados y sobrepasados por el día a dia y por todos los «deberías» que tenéis aún por delante antes de que llegue la noche.

Y seguro que os resulta familiar esa sensación de «no puedo más» o «no puedo con todo» o de no llegar nunca a lo que tenéis que hacer hoy porque aún estáis liados con lo que tenía que haber estado terminado ayer. ¿Me equivoco? ¡Seguro que no mucho!

Pues bien, siguiendo esta reflexión he incluido un vídeo en la sección de vídeos Temáticos de nuestro Canal de YouTube. Es de una sesión interesante de Stephen Covey, autor de Los 7 Hábitos de la gente altamente efectiva, en la que a través de un ilustrativo experimento, nos da un enfoque para pensar bien no sólo sobre cómo organizamos nuestro tiempo, sino cuáles son para nosotros las cosas realmente importantes en nuestra vida.

En resumen, esta entretenida demostración nos enseña que si no ponemos las piedras grandes primero, no podremos ponerlas en ningún otro momento. ¿Cuáles son las piedras grandes en tu vida…?
¿Tu familia, tu trabajo, tu educación, tu economía…?
¿Alguna causa que desees apoyar?
¿Enseñar lo que sabes a otros? ¿Y qué hay de ti mism@? …

Recuerda poner esas piedras grandes primero o no encontrarás un lugar para ellas.

Tómate el tiempo necesario para clarificar cuáles son tus prioridades y revisa cómo usas tu tiempo y cómo organizas tu vida para que no se te quede ninguna fuera, o lo que es peor, que tengas que sacar una piedra grande para poder meter arena.

Después de pelearme durante muchos años conmigo misma en relación con la organización y gestión de mi tiempo, sólo cuando comencé a darme cuenta de que lo que realmente importaba era detenerme un poco a mí misma y reflexionar sobre cuál era mi sentido vital, fue cuando poco a poco comencé un camino diferente.

Tropiezo a menudo, pero intento que mis «piedras grandes» no se queden fuera. Y creo que todo ello tiene mucho que ver con otra reflexión de hace unos días, la que titulé La pasión como opción vital. Si no la habéis leído, os invito a hacerlo después de este lunes inspirador, tal vez os inspire un poco más… ¡Feliz semana! 😉

Si quieres ver más posts relacionados con la sección Lunes inspirador de nuestro blog, pulsa aquí.