Nuestro ¿Sabías que…? de hoy nos recuerda algo muy útil para la incorporación de experiencias de aprendizaje, ejercicios, actividades, etc., en nuestras sesiones de clase o acciones formativas.

Generalmente una misma actividad puede resultar interesante para muchos temas diferentes. Pero hay que tener precaución en el momento de la preparación. Las instrucciones, el enfoque previo, las explicaciones de las bases y reglas del juego… son elementos muy importantes para que la actividad encaje en el tema que nos interesa.

De la misma manera, es preciso preparar bien el proceso posterior de extracción de conclusiones de aprendizaje. Tendremos que orientar muy bien nuestras preguntas de modo que impulsen la reflexión de los alumnos o participantes hacia el tema sobre el que estamos trabajando y no hacia ningún otro.

Cuando no tenemos cuidado con estas cuestiones podemos obtener un resultado contrario al que buscamos, que los participantes no entiendan por qué estamos utilizando esa experiencia de aprendizaje y que piensen que estamos intentando entretenerles en lugar de trabajar sobre algo que realmente les pueda resultar interesante y aplicable.

Puedes ver más elementos de esta colección en la sección Inspírate de nuestra red social. Además, nuestros ¿Sabías que…? están organizados por temas y te pueden resultar muy útiles para preparar tus sesiones de clase o de formación.