Mi nombre es Julito. Como diría Pepe, Julito el del Bar.
Soy formador veterano, y ya peino canas. He impartido mil y un cursos y conozco bien los entresijos del aula. También he sido profesor universitario y he disfrutado mucho con esta tarea.

Ahora, pasados unos años, me he «retirado» a un pequeño negocio que mi equipo de toda la vida lo llama coloquialmente «El Bar de Julito». Allí nos sentamos muchas veces a hablar sobre las aventuras y desventuras que unos y otros experimentas en sus acciones de formación y docentes. Pepe es uno de los más entusiasmados.

Disfruto mucho con él porque es un novato de pura cepa; lleno de inquietud y nerviosismo, pero también cargado de ilusión, pase lo que pase. Con él aprenderás mucho y te animo a que tú también compartas con él y con todos nosotros tus peripecias, dudas y también ideas útiles en esta interesante tarea que es transferir a otros nuestro conocimientos y nuestra experiencia.

Bienvenido@ a este blog, del que también ya me considero parte integrante.