A veces uno de los retos metodológicos más complejos es saber cuándo es el momento óptimo para utilizar una determinada actividad o experiencia de aprendizaje en el aula.

De hecho hay momentos especialmente delicados a lo largo del día y si no tenemos en cuenta cómo puede estar la actitud y también la energía de los participantes en ese momento, podemos quemar esa experiencia, no conseguir los objetivos de aprendizaje que nos habíamos marcado o incluso conseguir el resultado contrario al que buscábamos.

Os recuerdo que podéis ver más Trucos de Aula en la sección que lleva este nombre dentro de Fitness en la barra de navegación y que para acceder a esta sección completa es necesario registrarse en En Forma para Formar.