Guía detallada para diseñar y construir un role-play

Para construir adecuadamente un role-play debemos cuidar los siguientes pasos:

  1. Describir la finalidad del role-play.
  2. Definir el problema o situación.
  3. Componer el argumento.
  4. Definir los papeles y establecer las reglas del juego.
  5. Elaborar un sistema de puntuación, si es preciso.
  6. Elaborar la documentación adicional.

A continuación vamos a ver cada uno de estos pasos en detalle.

Definir el objetivo:

Se trata de aclarar las ideas para saber en qué dirección debe ir el role-play. En este paso, el formador escribe los objetivos que pretende conseguir con el ejercicio, cuidando que estén totalmente “alineados” con los objetivos del curso.

 

Definir el problema o situación:

El role-play debe encajar perfectamente en la sesión de formación, lo mismo que una clavija cuadrada debe encajar en un agujero cuadrado y no en uno redondo.

Después de pasar revista a los objetivos de aprendizaje, formulamos la situación real sobre la que queremos trabajar.

Es necesario tener en cuenta los siguientes aspectos en relación con la formulación del role-play:

  • Presenta un resumen sencillo de los rasgos esenciales de una situación; no da detalles.
  • Busca que se produzcan determinados efectos y relaciones entre los papeles principales; estas relaciones deben estar muy claras para el formador.
  • Imprimen al tiempo una mayor velocidad que en la situación real, para que las consecuencias puedan verse varias veces a lo largo de la simulación.
  • Proporcionan un aprendizaje en colaboración y de forma no dirigida: se aprende de los aciertos y de los errores, tanto propios como de los demás.

Sugerencias Amazon*:


Construir el argumento:

El argumento es una descripción breve y parcial del método o proceso que seguirá el role-play.

Esta parte del proceso exige una reflexión concreta referente a los objetivos, los contenidos mínimos, los conceptos a trabajar, las habilidades a desarrollar, etc.

  • El argumento fija la escena; es un modelo preliminar que proporciona un marco a los “actores” o “intérpretes”.
  • Puede proporcionar datos sobre el contexto y, probablemente, precisar el tiempo y el lugar de la acción.
  • Las condiciones que rodean el comienzo del juego pueden ser definidas mediante elementos como relatos de casos, reportajes de los periódicos, fotografías, gráficos, tablas, etc.

Es muy importante recordar que no se debe revelar el argumento en su totalidad a todo el mundo. Hay que cuidar muy bien lo que debe saber cada uno de los “roles” en relación con la situación que se quiere simular.

Lo mejor es concebir el argumento como una descripción de las condiciones de partida del juego.

 

Definir los papeles y establecer las reglas del juego:

Aquí nos ocupamos, fundamentalmente, de los principales personajes. Nuestro interés se centra no sólo en su importancia, sino también en la extensión de sus intervenciones en el curso de los acontecimientos.

  • Los papeles deben estar construidos de manera que hagan hablar a los “intérpretes”, forzándoles a explicar sus acciones y sus relaciones con los demás, con el fin de poder establecer la discusión y así acelerar el aprendizaje.
  • La descripción de un papel nunca debe ser completa y debe dar posibilidad al intérprete de enriquecerlo con su aportación personal.
  • Toda descripción de un papel debe fomentar la implicación y explotar las ocasiones de intervenir en una situación que evoluciona muy rápidamente.
  • Los participantes progresan en el juego guiados por un conjunto de instrucciones que fomentan el aprendizaje y el conocimiento de la situación que se presenta.

Sugerencias Amazon*:


Elaborar un sistema de puntuación, si es preciso:
  • A veces es preciso crear un sistema de puntuación o contabilidad, para obtener información sobre la validez del resultado.
  • Este paso es más propio de simulaciones técnicas en las que se produce una competición entre los grupos.

 

Elaborar la documentación adicional:

La fase final de creación del juego es muy importante. Las instrucciones deben ser claras y sencillas. De hecho, las instrucciones del juego, las descripciones de los papeles y los formularios de decisiones –en su caso- dan el tono del role-play. Hacen que sea divertido y ayudan a esclarecer los objetivos pedagógicos.

 

El tiempo

El tiempo de puesta en escena de un role-play depende de sus objetivos y de su planteamiento.
Normalmente su duración oscila entre 45 y 90 minutos, incluido el tiempo dedicado al análisis de conclusiones.
El tiempo de diseño y preparación está en relación directa con la duración del juego. Para un role-play de 60 minutos necesitaremos un tiempo aproximado de 4 a 5 horas de preparación.


*El propietario de este sitio, www.enformaparaformar.com, participa en el Programa de Afiliados de Amazon ES, un programa de publicidad para afiliados diseñado para ofrecer a sitios web un modo de obtener comisiones por publicidad, publicitando e incluyendo enlaces a Amazon.es. Es decir, que si te decides a comprar productos en Amazon a través de nuestros enlaces, a ti no te cuesta nada pero a nosotros Amazon nos dará una comisión que nos servirá para financiar la web. Todos los enlaces de compra hacia Amazon incluidos en esta web, tienen como destino el sitio web de Amazon.es