Ideas para el tratamiento didáctico de la historia

Esta historia nos puede dar mucho juego para multitud de temas relacionados con el pensamiento lateral y el desarrollo de la capacidad creativa.

Muchas veces nos quejamos de que no somos creativos, que nuestra creatividad está bajo mínimos, que no somos capaces de generar nuevas ideas…

Es muy frecuente entrar en la rutina diaria y no hacer nada nuevo, pensando que los pequeños detalles que podríamos hacer de una manera diferente, no suponen una diferencia en nuestra vida y además no tienen nada que ver con la creatividad.

Muchas veces, las cosas que más llaman la atención a los demás y que generan una sensación de que son cosas “creativas” son aquellas en las que algunos pequeños detalles se van sumando de una manera diferente y especial y producen esa curiosa magia.

La creatividad está en todos nosotros. Muchas veces consiste en ver las mismas cosas que los que nos rodean, pero efectuando conexiones entre ellas que los demás no se han planteado.

En esta historia vemos cómo el protagonista realiza sus conexiones mentales de manera diferente y encuentra una solución que le salva la vida, utilizando su pensamiento divergente.

En la formación y en la educación, la capacidad creativa es un factor muy importante como base para muchas habilidades en la resolución de problemas, toma de decisiones, desarrollo de procedimientos… Y también en cuestiones mucho menos tangibles pero extremadamente importantes como la expresión de uno mismo, la manera de afrontar la propia vida, la capacidad de reinventarse y ser autónomo…

La historia nos plantea al final varias cuestiones:

  • ¿Cómo andas de pensamiento creativo?
  • ¿Intentas encontrar maneras diferentes de hacer las cosas en tu vida cotidiana y en el ejercicio de tu actividad profesional?
  • ¿Qué vas a hacer hoy de manera diferente?
  • ¿Cómo vas a potenciar tu capacidad creativa? Te proponemos que pienses cada día en cosas que has hecho y en maneras alternativas de enfocar esas acciones.

Metodológicamente, podemos sacar mucho partido a esta historia utilizándola como atrapamentes para iniciar el trabajo de un tema. También sería interesante como cierre del tema y para abrir la mente a una actividad de aplicación.